Administración inteligente de gimnasios...

 

Realizar una correcta administración, requiere identificar entre varios factores, los ciclos de asistencia que tienen los clientes a lo largo del año, y algunas falencias administrativas.

Ciclos de asistencia.

El primer ciclo (ascendente) normalmente se presenta los primeros meses del año cuando se retorna masivamente al entrenamiento físico, el segundo ciclo (descendente) se presenta en junio en el cual la asistencia disminuye de forma importante, cerrando con broche de oro en julio donde casi todo el mundo sale a vacaciones…

Luego se inicia un tercer ciclo (de recuperación) en agosto, pasando por septiembre y octubre; y luego sobreviene nuevamente un cuarto ciclo (de descenso) en noviembre y diciembre. Estos ciclos se realizan casi con una frecuencia estacionaria. 

Planeación estratégica.

¿Tiene usted un plan comercial y de mercadeo correctamente estructurado de acuerdo a cada ciclo de asistencia del año?

¿Cuenta con algún plan de actividades específicas para captación, fidelización y retención de clientes, de acuerdo a cada ciclo?

Usualmente ocurre que la administración se realiza en función del día a día; y la administración enseña que se debe planear, ejecutar y controlar bajo periodos específicos de tiempo, a corto, mediano y largo plazo…

El resultado de la falta de atención a estas 3 etapas es la pérdida de clientes, inversiones económicas, tiempo y oportunidades de mercado.

 

Falencias administrativas...

Ausencia de planeación.

Resulta sorprendente ver como el sostenimiento financiero se debe más a asares del destino, que a la implementación de un cronograma de estrategias organizadas y previamente concebidas por los propietarios, gerentes o administradores.

Una solución inmediata sería crear, analizar, organizar y planificar las acciones del siguiente semestre, para evitar el ciclo de descenso de mediados de año. Estas acciones le permitirán tener un mapa sobre el cual navegar y direccionar la barca.

Falta de preparación del personal de acuerdo al cargo.

Una solución para incrementar las ventas se basa en organizar y enfocar al grupo de colaboradores en estrategias de ventas y atención personalizada, brindándoles al mismo tiempo capacitación en habilidades interpersonales.

Ausencia de planes de mercadeo y marketing promocional.

El número de potenciales clientes que asisten a solicitar información es inmenso, y si se registraran en programas informáticos, se contaría con una robusta base de datos con la cual se podrían realizar efectivas acciones de mercadeo.

Entre ellas; telemercadeo, envío de planes promocionales, invitaciones a eventos de participación en la cual se hagan acreedores a importantes descuentos y premios; esto conllevaría a un importante incremento del número de clientes al final de cada ciclo.

Entre otras estrategias se puede explotar eficientemente el tour comercial, es decir, guiar al cliente por un recorrido personalizado por cada una de las áreas operativas; de esta forma se puede ir identificando las necesidades del cliente, y al mismo tiempo hacerle ver que lo que necesita es fácil y esta a su alcance.

Otro alcance de esta estrategia es brindarle la impresión de que se cuenta con un equipo de trabajo altamente profesional, y al mismo tiempo ofrecerle la oportunidad de interactuar con ellos.

Ausencia de tecnologías que incrementen la fidelización.

Actualmente a nivel mundial, contar con programas tecnológicos que apoyen la sistematización y automatización de los procesos administrativos, operativos y técnicos, brinda una excelente alternativa que apoya la fidelización/retención de los clientes.

Es imprescindible que este tipo de soluciones tecnológicas sistematicen los procesos de evaluaciones físicas, médicas, nutricionales, entrenamiento, etc., y generen estadísticas comparativas.

El resultado son valores agregados de gran importancia al cliente, entre ellos, conocer periodo a periodo su rendimiento físico, o evolución frente al objetivo físico.